17 Años de Teatro Comunitario en Oberá

9 junio, 2017
murmonte

DSC_0108

 

 

En un tiempo donde ya no hay tiempos y las nostalgias  no están de moda  y nos quedamos suspendidos y embelesados frente a la pantalla del celular… y las miradas parecen no encontrarse; el teatro comunitario nos invita al abrazo , los mates compartidos, las charlas, el canto, los ojos y las palabras de aquel vecino que siempre vivió a la vuelta de mi casa pero que yo no conocía…

…y de la nada, te encontrás con ese tan  preciado descubrimiento revolviendo  el baúl de los recuerdos, compartiendo la emoción por  anécdotas que en una de esas hasta los hacen parientes, tarareas con él  una melodía que- sin saberlo- los había unido siempre pese a la separación de las distancias físicas …

En fin, te encontrás  codo a codo con alguien que -al igual que  vos- siempre quiso hacer cosas que en general parecían locas y en un mundo donde las etiquetas y los modelos están a la orden del día…

…y van diecisiete años y los murgueros del monte entre risa y llanto,  ajuste y desbarajuste, aún siguen tentando a esa mejor función que ya va a venir… y así semana a semana, su viejo-cálido y querido galpón es  una máquina  generadora de memoria y nuevas historias, una máquina cuyos motores son los  corazones de esos vecinos que se descubrieron… los corazones de los vecinos de acá, de allá, de hoy, de ayer y de siempre…

…y  allí entre luces y telones , entre témperas y vestuario ,entre  espejos y utilería lo cotidiano se vuelve mágico… el más pequeño puede ser el más grande y esa realidad tan avasallante  e invencible del afuera puede cobrar otro matiz.

Diecisiete años de teatro comunitario en Oberá , trabajando con nuestros vecinos, por nuestros vecinos. Nadie dijo que esta aventura fuera fácil, a veces pareciera que el barco se hunde… sin embargo, cuando “eso”… a veces nomas , a veces ocurre, el impulso de aquellos duendes que antaño hicieron cosquillas en la imaginación y el alma  de nuestros primeros murgueros obereños, nos llega   también a nosotros  y  de nuevo nos empuja…nos empuja igual que los empujó a ellos  a buscar un cómo…  a seguir por más… a seguir en función.

1 Comment. Leave new

… y sigue la función, al compás de los corazones!

Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *